Derrotados, como afuera de la cancha

 
En el mismo mundo

“Ya no más gorritos, ya no más banderas y festejos. Otra vez a enfrentar la Argentina cotidiana, la de los pibes y pibas que se mueren de hambre, la de los hospitales atestados, la de la desocupación, de la indigencia, del gatillo fácil, de la tortura, de la impunidad.”

Como suele pasar en nuestra realidad cotidiana, volvió la derrota. Como suele pasar en este mundo y en la vida, los poderosos vuelven a ganar, a imponerse ante los esfuerzos por cambiar la historia. Este mundo paralelo que se presenta cada cuatro años no parece ser tan distinto al que vivimos diariamente.

Era difícil imaginarse a los organizadores del mundial, una potencia del fútbol y de la economía mundial, eliminada en su propia casa y marginada de las instancias finales de la copa. De todas formas, quedó claro que la historia no estaba escrita, o al menos cerrada, antes de empezar el partido. El equipo argentino jugó un buen partido y estuvo muy cerca de ganarlo, a pesar de disimulados fallos que de manera sutil inclinaban la balanza hacia los locales, pero sin la alevosía imaginada. Muchas similitudes se encuentran en un sistema en donde muchas veces las injusticias se disimulan y se dejan márgenes que a veces pueden ser aprovechados para pequeños cambios, pero que también mantienen vigente un sistema de injusticias, desigualdades y miserias.

Lentamente el mundial va a ir perdiendo el lugar hegemónico que ocupó en los medios. Todavía le queda algo de tela para cortas: analizar la derrota, intentar sacar las últimas gotas de jugo para distraer y lucrar, mientras lentamente vuelve todo a la normalidad hasta dentro de 4 años, cuando volvamos a vivir un mundial, con un condimento interesante: será el primer mundial que se juegue en Africa.

Desde Indymedia en esta sección se buscó discutir en torno a este fenómeno popular, que afecta a todas las clases y posturas, en donde la realidad aparece e incluso las miserias de este sistema. No solo el negocio del fútbol como espectáculo y las multitudes que se aglutinan detrás de él, sino también como este deporte ha sido penetrado por el sistema, además de seguir los acontecimientos (resultados, análisis, debates, etc.) ¿Porqué no una sección deportes’ ¿porque no una visión que cuestione a la de los medios masivos en torno a esta temática? Invitamos a todas y todos a participar de este debate y a opinar al respecto.

Artículos relacionados:



homepage:: http://argentina.indymedia.org/

add a comment on this article