Reflejos de nuestro zeitgeist particular (vanidades del arte bien-alienado)

 

En Santa Cruz de Tenerife, en la Calle 70 está El Tanque, y en él la instalación del famoso artista chileno residente en Nueva York, Alfredo Jaar. Esta obra es sin duda uno de los platos fuertes de la Bienal de Canarias. En el programa de mano se dice que su trabajo ahonda en las situaciones de desigualdad presentes en la sociedad contemporánea, en este caso se trata de la inmigración que es el otro tema crucial que pretende abordar la Bienal junto con el del paisaje. En la instalación, tal y como anuncia el título, hay una nube, que no es de verdad, porque es un símbolo, es una ofrenda u homenaje y forma parte de una puesta en escena entorno a un objeto que sí es real aunque no esté presente físicamente: una carta escrita por dos migrantes que murieron congelados al esconderse en el tren de aterrizaje de un avión tratando de llegar desde Guinea a Bruselas. Este acontecimiento real, la carta, la muerte, se materializa para el publico a través de la narración visual y sonora. La nube está controlada por ordenador, y se retroilumina secuencialmente mientras asistimos a la lectura de la carta, una grabación leída en español por otro adolescente sudafricano inmigrante.

Afuera del Tanque hay un generador de electricidad que consume unos 600 euros de diesel al día y que abastece de electricidad al Tanque. Algo más allá de este punto (apenas 12 Km.) se encuentra el CIEs (Centro de Internamiento para Extranjeros) de las Raíces, uno de los peores campos de concentración de Europa. Europarlamentarios y organizaciones como Amnistía Internacional, después de visitar diversos centros en las islas recomendaron cerrar el de Las Raíces una vez pasado el verano por no reunir las condiciones mínimas necesarias. Organizaciones locales (CNT Tenerife, Asamblea por Tenerife, noborderscanarias, y más) e individuos particulares se concetraron un día frio de diciembre ante el centro. Pedían que se cumpliera la ley y se respetaran los derechos humanos. Existe una orden que regula el funcionamiento de los centros de internamiento de extranjeros. En ella diferentes artículos hablan de los derechos de que deben disponer los internos: a un estancia en condiciones de habitabilidad e higiene dignas, a la comunicación con el exterior, a recibir visitas, a disponer de servicios jurídicos, culturales, sanitarios y lúdicos, a que asociaciones y organizaciones vinculadas a la ayuda e integración de inmigrantes puedan entrar. Todo ello se viola día a día en este centro.

La navidad vino y se fué (pero ya estamos acostumbrados).

En las Raíces, junto al aeropuerto de Los Rodeos, puede que no se enterasen (de lo de la Navidad). Tampoco los migrantes que allí habitan se han acostumbrado a las tiendas de campaña, que no detienen el frío y la humedad. Aunque tal vez ninguno llegue a congelarse, y, que se sepa, ninguno ha escrito una carta suficientemente larga y enternecedora, ellos, sin embargo sí están aquí y ahora y plantean un problema humanitario y político de primer orden a la sociedad de Tenerife, un asunto inmediato, real y acuciante como el frío en Los Rodeos.

Apuntar a la lejanía, puentear el presente inmediato, la realidad in situ. Ese parece ser el arte social o político que es aceptado por el sistema y refrendado por los circuitos del dinero y el poder. Entretener y enternecer, pasando como un tanque (valga la coincidencia con el nombre del espacio cultural) por encima de todas las contradicciones tras el escenario, en la tramoya. Lo real debe ser lejano. Lejano en el tiempo, lejano en el espacio, o ambas cosas. Bruselas y Guinea. 1994. Cómo si no poderlo contemplar. Cómo si no en la distancia poder ver el aura del acontecimiento. La operación cínica se completa. El público puede sentirse un alma bella accediendo de manera sofisticada al complejo drama de la inmigración deglutido por la alta cultura: por un instante igualado al artista, ser privilegiado, compartiendo su visión generosa, su espacio de libertad.

Enlaces Relacionados:

Marcha-Concentración al Centro de Internamiento de Emigrantes de Las Raíces (Tenerife). Porque el peor muro es el silencio | FOTOS: marcha contra el CIES de las raices | Contra el Centro de Internamiento de Extranjeros de Las Raíces| El gobierno español impide que el máximo dirigente de los sindicatos africanos visite Canarias | Por el respeto de los Derechos Humanos de las personas encerradas en el CIE de las Raíces (Tenerife) | http://noborderscanarias.wordpress.com/

Jaar devuelve en la Isla la voz a dos niños africanos, muertos en "alas" de un sueño

>>>Hilo de DEBATE entorno a la bienal de Canarias |

homepage:: http://canarias.indymedia.org

add a comment on this article