Que dejó la cumbre del G8

 
Cuando el cinismo espanta

La cumbre de los poderosos terminó. Las imágenes dan cuenta del estado del mundo.

Por un lado un puñado de poderosos a pocos kilómetros de Rostock: un ámbito lujoso con vista al mar, ambiente relajado, alfombras rojas, rostros sonrientes, apretones de manos para la foto, comunicados de prensa cargados de autocomplacencia, encerrándose en un costoso vallado de 12 km de largo, custodiados por un ejército de policías y gendarmes dotados de carros hidrantes, perros, helicópteros y lanchas encargados de la “seguridad” por tierra, aire y agua de los señores y la canciller alemana Angela Merkel, única mujer de la ronda. El hotel fue vaciado oportunamente de huéspedes para que los servicios pudiesen controlar cada centímetro. Una oportuna e inapelable resolución judicial de la máxima instancia de Mecklenburg-Pommerania avaló las restricciones al derecho de reunión cerca del vallado y fijó como límite la carretera, situada a 5 km del mismo.

Por el otro, una oposición heterogénea conformada por grupos de izquierda, sindicatos, cristianos e independientes que durante meses prepararon libros, publicaciones, videos y otras actividades de esclarecimiento sobre el sentido y las consecuencias para el mundo de estas onerosas deliberaciones (sólo el vallado costó 12 millones de Euros).

Los temas oficiales eran el cambio climático, la ayuda a África y....quién sabe si el tema de rigor no fue prioritario....El espectáculo del G8 tuvo una escenografía cuidadosamente preparada y presentada al mundo a través de una prensa mundial, seleccionada con todas las “medidas de seguridad”, como corresponde cuando se reúne Un club de ricos y poderosos – sin legitimidad democrática .

Estados Unidos “se subió al bote” de las promesas de control de las emisiones causantes del cambio climático mundial. Claro que lo haría paulatinamente y sin atarse a las cifras que figuran en el borrador elaborado por Alemania con el apoyo de Japón para ser presentado a fin de año en la próxima Cumbre sobre el clima de las NU que se realizará en Bali. Allí se debatirá el protocolo que seguirá al de Kyoto que vence en 2012. La UE ha acordado para este siglo fijar en 2° C el tope del incremento del calentamiento y, hasta 2020 una reducción de hasta el 20% de las emisiones registradas en 1990 para llegar a reducirlas al 50% hasta el 2050) o sea, cuando grandes franjas del planeta ya hayan sido arrasadas por las consecuencias del efecto invernadero y millones de pobres ya hayan sido liquidados porque se sus bases materiales de subsistencia (¡!) – que no es otra cosa que la agricultura y el ganado – se esfumaron por la desertificación, las catástrofes naturales y no en último lugar porque los escasos productos que les queden ya no pueden competir con los precios de los productos subsidiados del norte. Y estas fueron las palabras, no de los manifestantes, sino del vicepresidente del Club de Roma, quien, en un programa de televisión criticó severamente la Cumbre, no solo por las ausencias de China, India, Brasil y otros países emergentes, sino por la falta de voluntad política de los 8 para enfrentar seriamente los problemas del hambre, las enfermedades y la falta de perspectivas de la población africana, problemas en los que los países industrializados tienen una responsabilidad directa.

Leer artículo completo

Más información:



homepage:: http://argentina.indymedia.org/ read more: http://argentina.indymedia.org/archives/archive_by_id.php?id=3705&category_id=18

add a comment on this article