Otro membrete genocida Río Negro

 
Julio ASESINO Roca

La historia que en muchos libros estudiamos en la infancia nos quieren enseñar que realizar la campaña del Desierto en esta región era una necesidad de soberanía nacional. Que gracias a la misma, el territorio nacional se expandió y prosperó el Estado moderno Argentino, con educación laica y modelo agro-exportador.
Ahora si repasamos la historia, sus consecuencias, y tenemos en cuenta un concepto básico, el de genocidio, el cristal nos muestra otra mirada.

La ciudad Gral. Roca, esta construida en territorios que pertenecían, pertenecen a pueblos que vivieron antes de la campaña del desierto. Pero lleva el nombre de quien fue unos de los precursores del genocidio de más de 14.000 personas, la llamada Campaña del Desierto.

Julio "Argentino" Roca, como ministerio de Guerra, en Agosto de 1878, presentó un proyecto al Congreso de la Nación cuyo objetivo era una guerra ofensiva contra las personas que habitaban la Patagonia, su pueblo originario. Para ampliar el territorio - en 15.000 leguas - bajo soberanía efectiva de la nación la ley promulgó la conquista, decía que la presencia del indio impide el acceso al inmigrante que quiere trabajar. En octubre del mismo año se realizaron 4.000 bonos de 400 pesos, cada uno de los cuales dio derecho a 2.500 hectáreas.

La campaña del Desierto fue causa directa de la muerte de más de 1000 habitantes de todas las edades y sexos. Los que sobrevivieron fueron desplazados a las zonas más periféricas. Además, unas 10.000 personas fueron tomadas prisioneras y unas 3.000 enviadas a Buenos Aires, donde eran separados por sexo. A las mujeres las llevaron como sirvientas mientras una parte de los hombres fueron enviados a la isla Martín García, donde murieron, en su gran mayoría, a los pocos años de reclusión.

Se llegó a pagar una libra esterlina por par de orejas de indios. Al aparecer con vida algunos desorejados, se cambió la oferta : una libra por par de testículo".

La iglesia por intermedio de monseñor Fagnano expresó "Dios en su infinita misericordia ha proporcionado a estos indios un medio eficacísimo para redimirse de la barbarie y salvar sus almas: el trabajo, y sobre todo la religión, que los saca del embrutecimiento en que se encontraban."

Entre 1882 y 1887 se distribuyeron más de 11 millones de hectáreas, 15.000 fueron para Gral. Roca, 2.500.000 para la familia Martínez de Hoz y 5 millones para oficiales superiores, entre otros.

El genocidio es un delito internacional que consiste en la comisión, por funcionarios del Estado o particulares, de actos con la intención de destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, étnico, racial o religioso. …..Y…. el general Roca informó al Congreso: "El éxito más brillante acaba de coronar esta expedición dejando así libres para siempre del dominio del indio esos vastísimos territorios que se presentan ahora llenos de deslumbradoras promesas al inmigrante y al capital extranjero."

El ataque, el exterminio, la invasión, el genocidio que sufrió el pueblo mapuche en la zona, no pudo opacar la historia, ni la lucha que estan llevando adelante los habitantes originarios de la zona por recuperar sus tierras, afirmando siempre su cultura e identidad.

En diferentes puntos del país como Puerto Madryn, Buenos Aires, Santa Rosa, Bariloche, en la misma ciudad de Gral. Roca, donde una calle, un monumento, una ciudad lleve el nombre este genocida, se esta luchando para que no esté, se esta luchando por que se exprese las verdaderas raíces de estas tierras y haya justicia para las mas de 14.000 personas atacadas.

homepage:: http://argentina.indymedia.org/ read more: http://argentina.indymedia.org/archives/archive_by_id.php?id=4286&category_id=44

add a comment on this article