LIBEREN A KUEKA, NUESTRA PIEDRA BÍBLICA.

 
Estamos luchando por la liberación de la Piedra Kueka, una gran piedra de Jaspe que unos alemanes le robaron a los indigenas Pemon de la Gran Sabana Venezolana.

LIBEREN A KUEKA, NUESTRA PIEDRA BÍBLICA.

I.
En días recientes, el gobierno venezolano renovó ante la UNESCO, la solicitud de repatriación de la Piedra Kueka, ya que los alemanes incumplieron el acuerdo de mayo de 2018 para su devolución al puesto de poder energético en la Gran Sabana venezolana.

Se ve mucha esperanza, quizás los personeros del gobierno del Presidente Maduro no tienen claro el por qué del secuestro de Kueka y del incumplimiento, igual estábamos nosotros al inicio de la lucha por la liberación de Kueka, muestra de ello, nuestro escrito de septiembre del año 2017: “Los alemanes cometieron un crimen de lesa humanidad contra el pueblo Pemón, violaron la soberanía nacional y alteraron el equilibrio energético de Venezuela, razones suficientes para condenarlos.
Kueka no es cualquier piedra. De ser así, los alemanes se hubiesen llevado una piedra cualquiera de las que abundan en las costas o montañas del país. Este señalamiento surge en el intento de responder algunas incógnitas provocadoras, entre otras como:
¿Por qué escogieron a Kueka?. ¿Será porque tiene constitución y propiedades especiales con relaciones complejas dentro del cosmos?. ¿Qué similitudes físicas, tradicionales y de espiritualidad hay entre Kueka y otras piedras sagradas que están secuestradas en Alemania?. ¿Qué efectos atmosféricos generaría Kueka sobre la cuenca del río potente Caroní?. ¿Será que Kueka reúne las proporciones de todos los minerales que están en territorio guayanes?. Evidentemente hay mucha información valiosa detrás de cada respuesta, las cuales nos dicen que el secuestro de Kueka no es una acción espontánea e inocente de un coleccionista global de piedras. Una comisión de patriotas con amplio sentido común y amplia dotación de saberes científicos, tecnológicos y técnicos, en un dos por tres, puede descifrar el meollo de este robo”.


Muchos saben que Kueka fue robada en 1998 y mantenida en cautiverio hasta hoy con argumentos muy debiles, pero muy pocos sabemos la razón fundamental de ese saqueo.

Muchos saben que Kueka no es cualquier piedra, es un miembro sagrado del pueblo Pemón y de allí su importancia histórica, religiosa, cósmica, cultural, étnica y militar para esta y otras generaciones. La Piedra Kueka es un patrimonio cosmogónico, mundial, natural y cultural.

Pocos sabemos la verdad a la que llegó la Comisión de Patriotas: que los religiosos imperialistas tienen a Kueka como un rehén, en la creencia que les permitirá controlar la santa ciudad de Nueva Jerusalén descrita en el libro Revelación de la biblia.

Por eso estamos seguros que los secuestradores no van a entregar a Kueka sana y salva.

II.
El imperialismo religioso interesado en dominar la Nueva Jerusalén, estudió a profundidad el Capitulo 21 del libro Revelación de la biblia, a fin de ubicar el sitio descrito, al cual llegaron haciendo hincapié en cinco versículos esenciales

21:2 “Vi también la santa ciudad, la Nueva Jerusalén, que descendía del cielo desde Dios (...)”

21:10 “De modo que me llevó en el poder del espíritu a una montaña grande y encumbrada, y me mostró la santa ciudad de Jerusalén, que descendía del cielo desde Dios”

21:11 “y que tenia la gloria de Dios. Y su resplandor era semejante a una piedra preciosisima, como la piedra de jaspe que brillara con claridad cristalina”

21:18 “Ahora bien, la estructura del muro era jaspe, y la ciudad era oro puro, semejante a vidrio claro”

21:19 “Los fundamentos del muro de la ciudad estaban adornados con toda clase de piedra preciosa: el primer fundamento era jaspe”

Todo les indicó que el sitio para la Nueva Jerusalén es la Gran Sabana en Venezuela, territorio en el cual existen los yacimientos mas grandes de jaspe, oro y otras piedras preciosas requeridas para la santa ciudad. Geografía similar a la descrita y una piedra de jaspe brillando con claridad cristalina (Kueka).

El imperialismo religioso organizó gente nueva para la ciudad nueva (Nuevas Tribus), se apoderó de la piedra de jaspe, intenta desviar el poder cuántico de Kueka y está a la espera de la Nueva Jerusalén.

III.
El pueblo venezolano y latinoamericano debe repotenciar la lucha para que Kueka vuelva a la Gran Sabana (Santa Cruz de Mapaurí, Municipio Gran Sabana del Estado Bolívar) y que siga irradiando energía cuántica por el bien de Nuestra América y la humanidad.
Si la Nueva Jerusalén tiene que ser en la Gran Sabana que sea pero libre de toda dominación imperialista.

Venceremos.

Alexis Adarfio Marín
 aadarfio@hotmail.com

add a comment on this article