Ordenado por Dios para amar, creamos la guerra: ¿por qué?

 
Un gran humanitario, L. Ronald Hubbard, lo expresó de esta manera: "La tolerancia religiosa no significa que no podamos expresar nuestras creencias. Sí significa que tratar de minar o atacar la fe y las creencias de otro siempre ha sido el camino más corto para las dificultades."

Cada religión importante en esta tierra sostiene que es cierto que Dios ama a su gente y quiere que nos amemos los unos a los otros.

Cuando nos encontramos uno a uno, sin conocimiento de la fe o la filosofía, reconocemos la verdad del otro. Vemos lo que somos; que vivimos, que cuidemos de nuestra familia, y nuestros amigos, que creamos grupos con los que trabajar para avanzar en nuestras metas y crear nuestro futuro y que todos somos la raza humana. Para la mayoría de nosotros eso significa que reconocemos la naturaleza espiritual de cada uno.

Entonces, ¿por qué, en nombre de Dios, el Creador, Allah, Jahova, Jesús, Yaweh ... hacemos y creamos las peores guerras? ¿Creamos las torturas más horribles? ¿Diseñamos nuestros castigos más terribles y humillantes en su nombre? ¿Qué derecho tiene el hombre, en nombre de nuestro Creador, para torturar, matar y mutilar?

Somos una humanidad, una sola sangre. Estamos obligados a amarnos los unos a los otros como nos amamos a nosotros mismos. Quizás ese sea el verdadero problema, estamos luchando para amarnos a nosotros mismos. Y tal vez deberíamos recurrir a Dios y aprender a amar su creación, nosotros mismos. Eres digno de amor.

Un gran humanitario, L. Ronald Hubbard, lo expresó de esta manera: "La tolerancia religiosa no significa que no podamos expresar nuestras creencias. Sí significa que tratar de minar o atacar la fe y las creencias de otro siempre ha sido el camino más corto para las dificultades."

@waytohappinesstampa
www.elcaminoalafelicidad.org

add a comment on this article